En internet  tanto para empresas y particulares que tienen sus respectivas páginas web, herramientas online o aplicaciones móviles no están exentos de crear con las leyes, normativas, legislaciones y mecanismos necesarios para garantizar a los usuarios una correcta privacidad, seguridad y garantía la hora de utilizar sus navegadores para conocernos o descubrirnos.

Entre todo el entresijo de siglas y nombres extraños se encuentran estas normativas regulatorias para garantizar la seguridad y privacidad de los usuarios y más especialmente los ciudadanos europeos donde las mismas son más estrictas y cerradas.

RGPD/LOPD

RGPD son las siglas que corresponden a «Reglamento General de Protección de Datos» que es un reglamento europeo que entro en vigor en mayo de 2018 mientras que la LOPD (más exactamente LOPDGDD) o «Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales» es la normativa que adapta el reglamento europeo al derecho español.

El objetivo del RGPD y la LOPD es que los ciudadanos y ciudadanas de Europa se encuentren informados en todo momento y de una manera tanto clara como transparente respecto a los datos personales que el usuario comparte además de saber para qué fin se están cediendo.

Además del derecho de información o saber qué van a hacer con tus datos personales, el RGPD permite al usuario poder ejercitar el derecho de acceso, rectificación de datos, supresión (“derecho al olvido”), oposición, portabilidad, limitación del tratamiento, y derecho de oposición a las decisiones automatizadas.

Estos derechos podrán sido ejercidos ante el responsable del tratamiento de datos de la empresa o titular que siempre deberá estar correctamente identificado en la página web.

Derecho a la información: La obligatoriedad de informar al usuario en todo momento y en diferentes capas, de manera visual y transparente en qué momento se va a recopilar datos personales y con qué fines.

Derecho de acceso: El usuario tendrá en todo momento derecho a solicitar acceso a sus datos personales, conocer qué datos personales se están utilizando y cualquier duda que pueda surgir.

Derecho a rectificación: El usuario siempre tendrá derecho a rectificar y corregir los datos que tuviera guardados o almacenados.

Derecho a supresión de datos (“al olvido”): El usuario podrá solicitar el borrado de sus datos en cualquier momento.

Derecho de oposición al tratamiento de datos: A excepción de cuando el responsable acredite un interés legítimo. Por ejemplo, aquellos que el responsable esté obligado a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Derecho a la limitación del tratamiento: Es un derecho para limitar el tratamiento de los datos personales. Por ejemplo, cuando el cliente se ha opuesto al tratamiento de sus datos que el responsable realiza en base a un interés legitimo.

Derecho a la portabilidad: El usuario podrá solicitar sus datos automatizados en un formato digital de fácil acceso y manejo.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad