Hoy es un día importante para la tecnología inalámbrica y es el cumpleaños del padre y antecesor de los códigos BiDi, QR o el propio NFC como es el código de barras.

El código de barras tiene su origen en EEUU cuando las principales asociaciones agroalimentarias de este país dieron su aprobación a la adopción del estándar GS1 que permitía identificar los productos electrónicamente. El estándar GS1 era ni más ni menos que el código de barras tal y como lo conocemos hoy en día.

Su creación

Bernard Silver fue el creador de este estándar con el objetivo de agilizar el registro, inventario y cobro de los productos de los supermercados. Bernard era estudiante del Instituto de Tecnología Drexell en Philadelphia y tras dar varias vueltas a como poderlo hacer (como por ejemplo usando tinta ultravioleta) no fue hasta que se asociació con Norman Joseph Woodland cuando la idea empezó a coger color. Woodland se encontraba en la playa y empezó a «dibujar» líneas de distinto tamaño y grosor inspirado en el código morse. A raíz de esto, tanto Norman como Bernard idearon un sistema que, mediante una lámpara de 500 vatios, un tubo fotomultiplicador y un sistema de registro óptico de audio modificado usado en las bandas sonoras cinemátográficas empezaron a crear un producto que dura y durará hasta nuestros días.

Mientras ocurría todo esto, un estudiante de la Universidad MIT llamado David Collins desarrolló un sistema de etiquetado rápido para una compañía de vagones. Collins creó un sistema de barras reflectantes que eran interpretadas por dos fotomultiplicadores de filtros de color, una idea muy parecida a la creada por Bernard y Norman.

Aunque la idea original fuera de Bernard y Norman, los componentes y aportación de Collins fueron básicas para la creación de un lector basado en láseres de neón-helio y un espejo que es el sistema que perdura (con algunas mejoras). Esto hacía que la lectura fuera más veloz y permitía leer códigos desde diferentes ángulos, iluminación o incluso si la etiqueta estaba doblada, estropeada o sucia.

código

Su adopción

Fue en el 66 tuvo lugar una reunión entre la Asociación Nacional de cadenas alimenticias (NAFC) y la RCA para crear un estándar unificado y universal de etiquetado y control de productos. En ese momento, la RCA decidió desarrollar la patente original creada por Norman y Bernard que consistía en líneas concéntricas pensando que con ese sistema el código podría ser leído desde varios ángulos facilitando su lectura.

En el año 1971 la RCA hizo una demostración de sus primeros códigos de barra redondos a la cual IBM asistió. IBM al ver que la idea era buena pero mejorable decidió desarrollar su propio sistema  y más cuando uno de sus creadores como era Woodman trabajaba en IBM. Para ello, IBM creó el sistema de líneas verticales con diferentes versiones según el tipo de industria y producto.

La RCA con su sistema falló estrepitosamente dada que la lectura no era buena e incluso los códigos se desgastaban rápidamente, es por ello que en el año 73 (hace hoy 40 años) las asociaciones de industrias agroalimentarias eligió el estándar creado de IBM. Buchanan hizo una demostración con un paquete de chicles que fue el primer producto de la historia en incorporar un código de barras actual.

Descendientes

Código QRAl igual que ocurre actualmente tanto con los códigos Bidi, QR o incluso el propio NFC, la adopción de este estándar no fue inmediata dado que tuvieron que pasar varios años para la adopción y uso global del mismo así como un proceso de educación y adaptación.

Para más complicaciones, el código de barras tuvo un debate por parte de las ramas más paranoides que mencionaban que este código era un sistema por parte del gobierno para espiar a los ciudadanos hasta el punto de que algunos grupos ultrareligiosos argumentaban que estos códigos habían sido creados por el diablo al esconder en ellos el número de la bestia de manera subjetiva.

Hoy en día, el código de barras dio como origen códigos más enriquecidos y con mayor información como son los Bidi, QR y NFC que no están exentos de polémica, miedo, desconfianza o desconocimiento y que posiblemente tarden un tiempo en ser adoptados por todas las industrias y, a diferencia de los códigos de barras, con mayor potencial y sectores para actuar.

Fuentes: Wikipedia y Xataka

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad