Cada día surgen nuevas plataformas publicitarias en Internet, Google Adwords fue de las pioneras pero después surgieron de nuevas como Facebook Ads, Twitter Ads, Linkedin Advertising, etc. Aunque esto sea un pro y una ventaja para poder segmentar y orientar nuestra publicidad a nuestro público objetivo también tiene como problema el llegar a crear confusión sobre donde es mejor invertir en publicidad online dado que una mala estrategia o segmentación puede ocasionar en pérdidas o bajo retorno de la inversión.

A través de este post intentaremos explicar como o porqué escoger una u otra y es que, además de tener en cuenta ese público objetivo según su demografía (edad, sexo, clase o localización geográfica) hay que añadir otro punto importante que es: ¿cual es el objetivo? Si no se tiene claro este punto, posiblemente tu campaña online no tenga el alcance deseado del mismo modo que tirar un cañón sin saber donde apuntar. Cierto es que conseguirás ruido pero todo se quedará en eso, en ruido.

facebook-ads-google-adwords

Como hemos comentado hay muchas, muchísimas plataformas publicitarias pero nos vamos a centrar en las dos más importantes, en la pionera y la más grande, Google Adwords y la única capaz de hacerle frente, Facebook Ads.

Si bien es cierto que ambas pueden cubrir diferentes flancos, cada una de ellas es especialista en un aspecto y, por ello dependiendo del objetivo una puede ser mejor que la otra.

Facebook Ads

Los principales atractivos de Facebook Ads son tres, su enorme potencial para segmentar al público objetivo afinando más en el alcance, la facilidad para la activación e interacción con dicho público a través de «Me Gusta», de compartir tus publicaciones o de convertir una página en toda una comunidad y en el remarketing, es decir, recapturar a aquellos potenciales clientes que en algún momento no acabaron de hacer una compra o contratación.

El objetivo más adecuado en Facebook Ads es la del posicionamiento como marca, dar a conocer su existencia, el potenciar y/o mejorar el branding de una empresa y el poder generar leads, es decir, aumentar el número de usuarios que acaben siendo clientes o potenciales clientes pero no es adecuado o al menos, no está especializado en la conversión directa a venta. El baremo más importante en Facebook es el IOR (Impact of Relationship).

Como bien dice Johana Cavalganti, el IOR es el método para cuantificar acciones y aquellas relaciones que haya tenido una marca en las redes sociales basándose principalmente en 4 variables.

  • Autoridad: Menciones de la marca en las redes
  • Influencia: Fans, seguidores, suscriptores, correos en newsletter, suscripciones en canal de YouTube, etc
  • Participación/engagement: Todas aquellas interacciones realizadas por el público con la marca como comentarios, compartidos, me gusta, tweets, retweets, valoraciones, etc
  • Tráfico: El tráfico referido desde el canal social a la web corporativa de la empresa

Hay diferentes métodos para que el IOR acabe en venta aunque de una manera más sutil, sibilina e indirecta, una venta que puede corresponder a un usuario fiel o un posible promotor en el futuro.

Google Adwords

Además de que Google Adwords cuenta con la experiencia de años, cuenta con la ventaja de disponer de los servicios de Google, servicios líderes en el sector tales como Google Analytics para la monitorización de una tienda o web o Google Maps para negocios locales. Si bien es cierto que no tiene el potencial demográfico de Facebook al no disponer de tanta información sobre los usuarios como ocurre con Facebook, la mayor ventaja de Google es el afinar un potencial cliente sin necesidad de interacciones teniendo en cuenta tanto las palabras clave utilizadas como su posición geográfica.

De otra manera, el hecho de buscar «cerrajero» desde un móvil, ya permites a Google mostrar el anuncio de cerrajería que esté próxima al usuario teniendo en cuenta la posición en la que se encuentra siendo más directo, eficaz y una publicidad brillante, contextual y útil mientras el usuario tan solo ha hecho una simple búsqueda.

Este tipo de publicidad permite que Google Adwords tenga mucho mayor porcentaje en conversión directa en venta, llamada o contratación dado que se muestra en el momento, a diferencia de Facebook Ads que te lo muestra porque quizá (y solo quizá) estés interesado en una empresa o un servicio porque tengas una determinada edad, sexo o en su momento le dieras un «Me Gusta» a una web o afición.

Por otra parte, Google con el nuevo Google Adwords Express es la mejor manera de publicidad para pequeños locales o negocios físicos segmentando a la perfección por radios y espacios geográficos.

La pega es el hecho de que para hacer una gran campaña en Google Adwords es necesaria una mayor inversión que en Facebook Ads que con muy poco dinero ya es posible obtener resultados aunque estos no sean en conversión a venta.

Infografía

De modo resumido, Thinkdigi ha creado una muy buena infografía resumiendo los pros de cada una de las plataformas.

google-facebook

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad