Satélites GalileoGalileo es un proyecto ambicioso realizado por la Unión Europea para no depender del sistema de geoposicionamiento GPS estadounidense o el GLONASS ruso y ahora está más cerca de ser una realidad y cumplir los plazos marcados de su puesta en marcha el próximo 2014.

Una de las principales diferencias entre el sistema de geoposicionamiento por satélite Galileo de GPS o GLONASS es que Galileo tiene autoría y uso único y exclusivo para ámbitos civiles. Recordemos que tanto GPS como GLONASS, aunque se usen para aspectos civiles (geolocalización de vehículos, monitorización de accidentes naturales, etc) su objetivo original y principal es el uso militar de los mismos (localización de objetivos, guía de misiles, etc)

La ESA anunció la pasada semana que «Europa ha sido capaz de determinar una posición en el suelo utilizando su propio sistema de navegación independiente», es decir, tras las pruebas realizadas, Galileo por primera vez ha posicionado un lugar en el suelo sin utilizar satélites GPS o GLONASS.

«Este paso fundamental confirma que el sistema Galileo funciona como estaba esperado», informó la ESA, que ha empleado los cuatro satélites Galileo que actualmente tiene en órbita, de los 30 que compondrán la constelación en 2020, una constelación que será más amplia que el GPS que cuenta con 24 satélites o GLONASS que cuenta con 28 (con 3 de reserva y 1 en mantenimiento)

La exactitud de localización se ha realizado desde un laboratorio de la ESA en la localidad holandesa de Noordwijk logrando una precisión de entre 10 y 15 metros, una precisión asombrosa teniendo en cuenta que para ella se utilizaron 4 satélites, la mitad de los que se suele usar comunmente para posicionar un dispositivo móvil o navegador.

En el 2011 el Galileo dio su primer paso en cuanto a alternativa a los servicios de GPS/GLONASS actuales colocando los dos primeros satélites de la constelación y desde entonces se han ido colocando nuevos satélites para ir construyendo la constelación del Galileo siendo un ambicioso proyecto aeroespacial y el primero de uso y creación civil que supondrá una inversión total de más de 13.000 millones de dólares.

Galileo será compatible con el GPS y el GLONASS y evitará una dependencia de estos servicios en caso de «apagón» por motivos bélicos siendo centralizado y especializado en ámbitos como la gestión del transporte, la sanidad, la agricultura y la pesca, así como áreas menos generales, como la movilidad de las personas mayores y operaciones de búsqueda y rescate entre muchos otros servicios civiles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad