Dicen que no hay mal que por bien no venga y debido al creciente problema del “Covid19” o Coronavirus en muy breve tiempo algunas empresas van a tener que verse obligadas a actualizarse en muy poco tiempo a aspectos como el teletrabajo.

teletrabajo

Si bien desde los últimos años no son pocos los estudios que demuestran el incremento de productividad gracias al uso del Teletrabajo, este depende directamente de que las herramientas adecuadas para que así sea.

El teletrabajo tiene ventajas indiscutibles como por ejemplo:

  • Reducir atrasos al comienzo de la jornada evitando problemas e imprevistos durante el transporte hacia la oficina (accidentes, huelgas, etc)
  • Mejor monitorización de productividad de empleados.
  • Mejora en la comunicación y registro (todo queda por escrito)
  • Presentaciones más productivas con posibilidad de compartir pantalla y no discriminando según la posición en una sala.
  • Reducir o anular cualquier posibilidad de contagio en caso de enfermedad hacia otros empleados.
  • Mejorar la conciliación laboral y familiar lo que conlleva a empleados más productivos y dispuestos hacia el trabajo.

Siempre es adecuado que todas las herramientas utilizadas para un teletrabajo adecuado es aquel cuyo primer punto sea el de la seguridad y la privacidad de los trabajadores o, especialmente, de aquel contenido sensible de la empresa que no puedan ser filtrados por error o por un ataque.

Hay herramientas “cotidianas” como WhatsApp o similares que no son nada recomendables como herramientas de trabajo, no solo por sus serias carencias de seguridad y constantes problemas de filtrado sino por el principal problema existente en el mundo corporativo y personal y es mezclar ambos aspectos en un solo lugar.

Mensajería

Es por ello que el uso de herramientas como uso corporativo como herramientas de mensajería instantánea como Microsoft Teams o Slack o aplicaciones de videoconferencia como Skype, Jami o Jitsi Meet.

Almacenamiento de Datos

En cuanto a datos, archivos o documentación se refiere existe la opción de la nube tanto completamente online como híbrida. En el aspecto online hay servicios completamente privados y encriptados donde poder guardar, compartir, almacenar y ordenar la información como Sync.comBox.com con unos niveles de seguridad mucho más fiable y con un mayor nivel de encriptación que alternativas más conocidas como Dropbox, Onedrive o Google Drive.

En cuanto a una solución híbrida es la de un NAS, un dispositivo con discos duros de almacenamiento al cual puede accederse tanto localmente por cable o red local como a través del exterior al estar conectado al router permitiendo que, con una correcta configuración y asignación de permisos se pueda convertir en una verdadera caja fuerte para nuestros documentos con soluciones ofrecidas por marcas como QNAP o Synologic.

Por supuesto, para gestión de proyectos y tareas corporativas no podemos dejar de lado a una herramienta tan poderosa como intuitiva a la hora de coordinar equipos como es Trello, la herramienta por excelencia de productividad entre trabajadores desde diferentes puntos y coordinación completa a la hora de ejecutar o desarrollar un proyecto.

Correo electrónico

Y por último y sin embargo el más importante, el correo electrónico, la herramienta más antigua y más necesaria para la comunicación interna y externa de una empresa pero no por ello es lo más seguro y es que es lo más importante es que el correo electrónico esté completamente encriptado y seguro desde su configuración con puertos SSL o TLS y no en texto plano (puertos a evitar: POP3 en 110, IMAP en 143 o SMTP en puerto 25)