Isis Project NFC

Aunque en Europa, el NFC todavía sea algo experimental que día a día va creciendo y encontrando nuevas opciones y oportunidades, en EEUU al igual que en Japón, el NFC no solo es un estándar sino que su uso es algo más que cotidiano.

Las razones de esto son obvias y es que el poder prescindir de monedas, del riesgo de robo, o de tarjetas de crédito y unificarlo todo en un mismo dispositivo que siempre llevamos con nosotros sea un móvil o un tablet es una razón de peso para apostar por la tecnología de pago inalámbrico frente al tradicional pero en ese paso nos encontramos un problema y es la falta de apuesta hacia todo lo que pueda resultar nuevo.

También, para garantizar la máxima seguridad o incluso mejorar todavía más la experiencia de los usuarios añadiendo los pagos que realicen en sus móviles a sus facturas de telefonía móvil es necesario una gran alianza entre las operadoras para añadir esto dentro de sus propios servicios y es así como se ha creado el Proyecto Isis, la gran alianza entre las principales operadoras estadounidenses: AT&T, T-Mobile y Verizon, para hacer posible que el pago por NFC sea sencillo, integral y no sean necesarios más trámites o procedimientos.

El Proyecto Isis comenzó hace 3 meses y se viene desarrollando y poniendo en práctica en Austin y Salt Lake City donde más de 4.000 negocios y locales cuentan con el sistema de pago NFC de Isis. Para hacer uso de este pago, los usuarios tan solo deberán disponer de un dispositivo que disponga de tecnología NFC y que tengan un elemento de seguridad para la tarjeta SIM. Recordemos que más del 80% de terminales lanzados este año disponen ya de esta tecnología.

Una vez dado por finalizado y totalmente completado este proceso y viendo su éxito se comenzará a extender Isis a lo largo de todos los Estados Unidos donde todos los usuarios que sean una de las operadoras participantes y dispongan de NFC en sus terminales podrán empezar a hacer pagos tales como compras, aparcamiento, zonas reguladas, etc directamente con su teléfono sin necesidad de ir a buscar cambio, sacar en los cajeros, usar máquinas expendedoras y los inconvenientes habituales del pago en efectivo.

Fuente: venturebeat.com

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad