Con la pandemia provocada por el Covid-19 se ha exigido el paso exprés y obligatorio al teletrabajo y al uso de la tecnología digital para mantener la productividad y funcionamiento de empresas y herramientas incluidas las sanitarias y gubernamentales.

Con esta obligación, con este paso acelerado hacia el uso de lo digital ha quedado en evidencia la escasa importancia que le han dado empresas y gobierno a la seguridad informática y, especialmente el uso de los correos electrónicos como vía de comunicación, una vía tan antigua como importante a día de hoy para mantener la comunicación con ciudadanos u otras empresas y ahí entran los protocolos tan importantes como el SPF, el DKIM o especialmente el DMARC.

El protocolo DMARC es el más importante en la lucha contra el fraude, el spam y el phishing como el protocolo más ignorado por empresas y gobiernos hasta el punto que tan solo 6 de las 35 empresas que componen el IBEX35 cuentan y cuidan este protocolo, es decir, el 83% del resto de empresas no aseguran ni la veracidad de sus correos electrónicos, lo mismo ocurre con los ministerios que componen el gobierno español así como prácticamente la totalidad de Comunidades Autónomas (solo 8 de las 17 existentes).

Las siglas DMARC corresponden a Domain-based Message Authentication, Reporting and Conformance, es decir, Autenticación de Mensajes Basada en Dominios, Informes y Conformidad y fue diseñado y creado para otorgar a los propietarios de dominios de correo electrónico la capacidad de proteger su dominio del uso no autorizado, también conocido como email spoofing.

El propósito principal de implementar DMARC es proteger un dominio de ser usado en ataques que comprometen el correo electrónico de las empresas y el envío de correos electrónicos de phishing, spam y otras ciberamenazas.

Las amenazas online se han incrementado en más de un 630% en los últimos meses de confinamiento. cesan en tiempo de coronavirus de hackers haciendo un uso fraudulento de los dominios de correo electrónico de fuentes oficiales para enviar mensajes y engañar a los internautas.

Hasta ahora la compañía Proofpoint ha detectado más de 200 estafas relacionadas con la COVID-19, que componen más de 500.000 correos, 300.000 enlaces fraudulentos y más de 200.000 archivos adjuntos maliciosos alrededor del mundo y muy especialmente en España.

La creación de un protocolo DMARC simple no sería suficiente sino también contar con un modo estricto de envío y no solo de notificación o cuarentena que es  siendo completamente insuficiente.

Comprueba si tu correo electrónico está correctamente verificado desde mail-tester y pregúntanos como poder ayudarte a asegurar tu correo.