Blog

En no pocas reuniones y según lo que nos pide, surgiere o solicita el cliente, en muchas ocasiones recomendamos o rechazamos algunas sugerencias o propuestas con la frase “penaliza en buscadores” ofreciendo el punto exacto donde podría suponer penalizaciones en el posicionamiento de una web.

Por esta razón, nos gustaría señalar, listar o puntualizar aquellos aspectos relacionados con el tipo de penalizaciones que puede sufrir una web así como qué malas prácticas, abandono o desidia pueden ocasionar esta penalización.

Penalizaciones

Estar penalizado en los buscadores teniendo en cuenta que con el tiempo son los protagonistas del mayor porcentaje de tráfico entrante es malo pero no es el fin del mundo, un código malicioso, un plugin o simplemente un error puede hacer que incluso Google se penalice a si mismo.

[Tweet “”Las penalizaciones en Google son tan estrictas que se ha penalizado incluso a sus propias páginas web como Chrome y Google Japón. Matt Cutts, Director webspam de Google Inc.””]

¿Qué significa una penalización de una web?

Penalizar una web en buscadores no significa que desaparezca y de repente no funcione la web (pero en ocasiones, casi es así). Una penalización en motores de búsqueda es cuando un motor de búsqueda (Bing, Yahoo, Google, etc) castigan a una página por no respetar las condiciones de uso o políticas de calidad del buscador bajando su posición o incluso eliminando su aparición en las búsquedas relacionadas con ellas.

Si bien es cierto que para un buscador lo más importante es que se utilice y tenga tráfico, más importante aún es que lo que muestra al usuario cuando busque sea contenido de calidad, sea útil para su búsqueda o necesidad. Hay estrategias, malas prácticas o trucos de determinados webmasters cuya intención no es la de ofrecer una buena calidad a los usuarios sino ganar dinero a través de tráfico obtenido de manera fraudulenta que se transforme en clicks en banners, descarga de publicidad, etc.

Esto también puede ocurrir de manera involuntaria descargando plugins, temas, herramientas para web de lugares poco fiables que aprovechan para introducir código malicioso en la página web que la use para ofrecer publicidad y spam.

En los casos más habituales, también hay webs que involuntariamente se hayan visto penalizadas o perjudicadas por no respetar los estándares web y es que para los buscadores es sumamente importante que las webs que muestran a los usuarios de su buscador sean páginas de calidad, no solo en contenido sino en visualización.

¿Tipo de penalizaciones?

Del mismo modo que hay diferente tipo de gravedad en las faltas que se puedan cometer, hay diferentes tipos de penalización, desde leves hasta muy graves que puedan ocasionar la eliminación del contenido indexado de la web en el buscador pero antes, cabe destacar que se pueden aplicar las penalizaciones de dos formas, la automática o aritmética o la manual a través de una denuncia.

Penalizaciones algorítmicas

La penalización algorítmicas o automáticas son una respuesta inmediata e informática a una mala práctica detectada al ver que un sitio ha incumplido las directrices del buscador. Calibra la gravedad del caso y aplica automáticamente el castigo o penalización adecuada a su gravedad. Por ejemplo: Se detectan enlaces hacia una web maliciosa: Se resta -20 posiciones a la web.

Penalizaciones manuales

Estas son más fáciles de detectar al ser avisados directamente por Google Search Console o antiguamente Google Webmaster Tools y son aquellas que han precisado de una acción manual para penalizar una web debido a un reporte o una denuncia. En estos casos son más difíciles las alegaciones dado que “te han pillado” ergo cuesta más arreglar y solicitar revisión y levantamiento de la penalización.

Rango de Penalizaciones

Sanción de 20/30 posiciones

Este tipo de penalización como indica su nombre rebaja exactamente20 o 30 posiciones (dependiendo de la gravedad) para la palabra clave consultada cuando se ha observado que se ha dirigido hacia una web de Spam o generación de enlaces.

Degradación de Pagerank 

Si bien es cierto que desde el lanzamiento de Google Penguin el Pagerank ha perdido mucho el valor que tenía con Panda (dos motores de detección de la calidad de las búsquedas) sigue siendo relevante para subir puestos. La penalización del pagerank puede oscilar entre -2 y -9 y, sin duda y a pesar de que no tenga ya tanto peso, afectará y mucho al posicionamiento de la web.

Sanción de 60 posiciones

Del mismo modo que la sanción de 20 o 30 posiciones, esta penalización ya roza la casi desaparición de la web en los buscadores (para ir a la posición 60 hay que ir muy atrás). Suele aplicarse en casos graves como granjas de enlace, descarga de spam, etc.

Penalización al último lugar o baneo total

Sin lugar a dudas el peor tipo de castigo y suele ser aplicado cuando la web es claramente malintencionada, engañosa e incluso perjudicial tanto por la acumulación de infracciones como por descargar virus, código malicioso o cualquier otro sistema que ponga en riesgo a los usuarios.

Razones para tener penalizaciones

Una vez dentro de las penalizaciones podemos ver algunos ejemplos de lo que puede ser considerado un uso fraudulento, incorrecto, malintencionado u otro objetivo y adjetivo que puedan hacer que una web sean suspendidas.

  • Black hat SEO: Intento de engaño a buscadores para recibir su tráfico pero ofreciendo a los usuarios interrupciones, descargas, publicidad, etc. haciendo uso de las palabras clave más utilizadas, con más tendencia o más buscadas.
  • Spam de enlaces – Granja de enlaces: El uso inadecuado de la bonificación de buscadores a aquellas webs que utilizan enlaces intercomunicándose con otras webs. Algunas webs explotan esta bonificación falseando y creando enlaces inútiles o de poca utilidad para los usuarios.
  • Contenido duplicado: El copia-pega de contenido de otras webs o el mismo contenido dentro de una misma web repetido y duplicado en varias páginas o lugares de la misma.
  • Spamming Keywords: Del mismo modo que el Spam de Enlaces, el maluso de la ventaja y bonificación del uso de palabras clave hacia destinos falsos o inútiles para el usuario final.
  • Cloaking: Engaño al buscador mostrando un contenido a los motores de búsqueda mientras que se muestra otro contenido al usuario siendo la misma página de destino.
  • Exceso de SEO: El abuso de SEO con una web más realizada para quedar bien con el motor de búsqueda que con el usuario final perdiendo toda esencia y utilidad para este e incluso entrando en conflicto por el uso de diferentes estrategias o plugins.
    • Hiperuso de palabras clave
    • Exceso de uso de enlaces
    • Títulos o URL con textos engañosos o falsos
  • Enlaces hacia páginas no relacionadas: El abuso de enlaces hacia páginas que nada tienen que ver con la página que se está visualizando.
  • Enlaces hacia páginas suspendidas, con penalizaciones o bloqueadas: El uso de enlaces hacia páginas que están castigadas, penalizadas, bloqueadas o suspendidas.
  • Texto oculto: Texto oculto en una web que no es visto por el usuario pero si por los buscadores entrando en el campo del Cloaking.
  • No respeto de estándares y accesibilidad: Temas como la lentitud de carga de una web o no disponer de versión adaptable para dispositivos como móviles o tablets perjudican en su posicionamiento además de una acumulación de errores:
    • Acumulación de enlaces rotos
    • No versión móvil
    • Errores graves en CSS y HTML
    • Microdatos mal utilizados

Consejos para evitar penalizaciones

Si la penalización te puede llegar por “jugar sucio” el único consejo es dejar de hacerlo. Si de lo contrario quieres jugar limpio y evitar que tu web sea penalizada te aconsejamos estos sencillos pasos:

Aquí tienes las claves:

  • No copies contenido a nadie ni a ti mismo.  Tanto si es tu propio contenido como es contenido copiado externamente te recomendamos eliminar dicho contenido.
  • Descarga plugins y widgets desde lugares de confianza. Algunos descargados ilegalmente o cuya fuente de procedencia es sospechosa pueden traer un “regalo sorpresa” inyectando código malicioso en tu web al instalarlo.
  • Publica contenido de calidad. Evita la preocupación hacia lo que pueda mostrar o no los motores de búsqueda, lo importante es mostrar contenido de calidad o con valor al usuario final, el resto vendrá solo.
  • Revisa los enlaces.  Es importante procurar enriquecer el contenido publicado con enlaces hacia páginas de interés para ampliar información o poder contraster o respaldar una opinión pero, ahora bien, revisa que es así y envías a tus usuarios a un lugar de calidad y con verdadera información de interés.
  • Evitar la obsesión por el SEO como abusando de enlaces internos, abusando de alt en las imágenes, abusando de nombres y palabras clave en la URL, hay que mantener siempre un equilibrio entre la calidad de búsqueda y la utilidad a los visitantes.
  • No abusar de publicidad. Es bueno ver recompensado un trabajo en una web gracias a banners y publicidad, incluso sponsors pero es necesario evitar que la codicia nos haga perder el norte poniendo publicidad por todos lados evitando una visita agradable a tus usuarios.